Cuatro pasos simples para superar barreras financieras

El exceso de demanda y recursos insuficientes puede poner a cualquier empresa en una situación complicada. Las barreras financieras al desarrollo pueden limitar la capacidad de una empresa para alcanzar objetivos y mantenerlos cuando se presentan nuevas oportunidades. Asimismo, los obstáculos financieros pueden llevar a la contracción de una empresa si no se aborda este problema de inmediato.

Tenga en cuenta este proceso de cuatro pasos al buscar una ruta para superar las barreras al crecimiento comercial:

 

1. Evaluar las necesidades

Hacer una evaluación de las necesidades objetivas es un primer paso fundamental para identificar las áreas de su negocio que precisan mejoras, inversión o atención. Si no sabe lo que necesita para alcanzar el éxito, es posible que su negocio se mueva, pero no tenga el impulso necesario para avanzar.

Aquel componente faltante que a menudo las empresas necesitan es el acceso a más equipos. Sea que se encuentre en la industria de la construcción, agricultura, minería o alguna otra que requiera el uso de maquinaria pesada, encontrar las maneras de financiar sus equipos puede ser un tema angustiante para muchas empresas.

 

El arrendamiento de equipos es una forma simple de liberar capital y hacer crecer su empresa de construcción.

El arrendamiento de equipos es una forma simple de liberar capital y hacer crecer su empresa de construcción.

 

2. Planificar metas comerciales

Tras evaluar sus necesidades, tendrá la información pertinente para trazar el plan de acción y alcanzar sus metas comerciales. No importa si busca obtener cierta cantidad de clientes nuevos, aumentar las ganancias hasta alcanzar un nivel o algo más preciso para su compañía, usted tendrá que buscar una manera para financiar este plan.

Una de las maneras más simples de liberar capital de trabajo es optar por arrendar equipos en lugar de comprarlos. El arrendamiento de equipos libera los fondos que, de otra forma, se destinarían al pago del precio de compra de la nueva maquinaria. Al hacerlo, le otorga a su empresa mayor flexibilidad para redistribuir estos recursos en planes de crecimiento, como invertir en aumentos salariales, en más materiales o en una campaña de marketing con objetivos.

 

3. Monitorear el progreso

Una vez que haya fijado sus metas comerciales, tiene que implementar procesos para hacer un seguimiento del progreso de su compañía hacia sus objetivos. Salvo que exista una manera para monitorear si su plan está funcionando o no, no hay forma de medir su éxito.

 

"Los sistemas de planificación de recursos empresariales (Enterprise resource planning, ERP) constituyen una buena manera de realizar un seguimiento de los indicadores clave de rendimiento (key performance indicators, KPI)."

 

Para ayudar a seguir los indicadores clave de rendimiento, utilice una herramienta de planificación de recursos empresariales. Muchas de esas herramientas se encuentran en la nube y ofrecen acceso en tiempo real a información valiosa sobre su flota. Estos sistemas, por lo general, visualizan el estado, las órdenes de trabajo abiertas y las fechas de finalización de todos los proyectos, lo que ayuda a su compañía a cumplir los plazos y no salirse de presupuesto.

Asimismo, paquetes de tecnología como Product Link transmiten datos desde sus máquinas para crear información esencial sobre la ubicación, el estado y la productividad de sus equipos. También tiene acceso a informes de utilización y estado personalizados, junto con funciones de mapeo y localización geográfica de su flota.

Es acertado considerar el panorama general para decidir si su compañía está incluso lista para crecer. A menudo, resulta una buena idea centrarse en perfeccionar procesos internos, mientras que, otras veces, puede tener más sentido identificar dónde encaja su compañía en el mercado respecto de sus competidores y cadena de suministros. Esto proporciona una buena visión para localizar el potencial de crecimiento. 

 

4. Revisar las metas/necesidades

La visión estratégica de su compañía para satisfacer sus necesidades y alcanzar sus metas no debe ser definitiva. Es posible que, transcurrido un año, su plan de crecimiento original ya no sea suficiente. Las condiciones cambian, por lo tanto, nuevos factores externos e internos pueden afectar su compañía. Tales factores pueden ser: costos de material, nuevas normas de regulación, competencia perjudicial, entre otros.

Su plan maestro tiene que ser dinámico, pero, además, tiene que poder adaptarse para permitir escalar rápidamente las operaciones o responder a las tendencias cambiantes de la industria. Estos cuatro pasos no pueden garantizarle que superará todas las barreras financieras que enfrente su compañía, pero lo guiarán por el camino correcto para poner sus finanzas en orden y llevar a su organización hacia el éxito continuo.