¿Es hora de modificar su contrato de arrendamiento financiero?